Las ventajas de recurrir a un electricista profesional

Ventajas de recurrir a un electricista profesional

- 3 minutos de lectura

¿Por qué llamar a un electricista profesional?

Los trabajos de electricidad pueden ser peligrosos si no se tienen las habilidades y los conocimientos necesarios. Mientras que algunos trabajos pueden ser realizados por tu propia cuenta, otros requieren la experiencia y el conocimiento de electricistas profesionales. ¿Por qué recurrir a profesionales? ¿Qué tipos de trabajos requieren su intervención? Respondemos a todas tus preguntas.


Buenas razones para contactar con un electricista profesional

Electrocución, incendio, sobretensión, cortocircuito… son muchos los riesgos causados por una mala instalación eléctrica. Ya sea para sustituir un fusible, instalar un disyuntor o reparar un electrodoméstico defectuoso, no improvises tú mismo la mejor opción es llamar a un electricista profesional.

Para garantizar una instalación eléctrica segura y fiable, utiliza los servicios de un electricista profesional. Con las cualificaciones y habilidades necesarias, podrá ofrecerte el asesoramiento necesario para resolver tus problemas eléctricos. Desde una simple instalación (cableado, contadores, interruptores, cuadros de distribución, etc.) hasta la renovación completa de tu red eléctrica, puedes contar con sus conocimientos técnicos.

Los electricistas profesionales trabajan cumpliendo estrictamente las normas y los reglamentos de seguridad.

Buenas razones para contactar con un electricista profesional


El electricista es un socio en el que puedes confiar

Las intervenciones eléctricas requieren rigor y mucha habilidad. En caso de avería, recomendamos encarecidamente ponerte en contacto con un profesional. Formado y cualificado, el electricista podrá determinar el origen y la fuente del problema. Por lo tanto, realiza un diagnóstico completo del estado de tu instalación eléctrica, antes de proceder a la reparación.

Por otro lado, el electricista te proporcionará todos los consejos necesarios para evitar que se repitan las averías y para que tu instalación eléctrica sea lo más segura posible.


Una intervención que cumple con las normativas de seguridad

La instalación de un sistema eléctrico requiere el cumplimiento de ciertas normas y reglas básicas de seguridad. Cada trabajo debe realizarse con cuidado, para garantizar un confort y una seguridad óptima.

Si recurres a un profesional, te beneficiarás de una instalación rápida, fiable y cuidadosa. Un electricista cualificado recibe una formación especial para afrontar todas las situaciones y realizar todo tipo de trabajos de: conexión, reparación, mantenimiento, renovación eléctrica, etc.


Ahorro de tiempo

No siempre es fácil determinar la causa de un fallo eléctrico. Gracias a un profesional, podrás resolver todo rápidamente, gracias a su larga formación y experiencia, el electricista es capaz de realizar todo tipo de trabajos.

Su sentido de observación y sus habilidades también permiten resolver todos los problemas eléctricos. También dispone de todas las herramientas y el equipo necesarios para intervenir lo más rápidamente posible.


¿En qué tipo de electricista debes confiar?

Para garantizar la máxima seguridad en tu hogar, no confíes nunca tus trabajos de electricidad a una persona no cualificada. Por lo tanto, debes asegurarte de que el electricista al que recurras haya recibido una formación específica y cuente con las cualificaciones necesarias.

Para estar seguros, lo mejor es contactar con una empresa eléctrica profesional. Te ofrecerán técnicos perfectamente competentes y experimentados.

¿En qué tipo de electricista debes confiar?


¿Cómo encontrar un buen electricista?

¿Se ha estropeado el sistema eléctrico de tu casa? Es imprescindible que llames a un buen electricista para solucionar este problema. El técnico utiliza su experiencia para inspeccionar a fondo la instalación y llevar a cabo las reparaciones pertinentes.

Sin embargo, encontrar al profesional adecuado puede ser un verdadero dolor de cabeza si no se utilizan los métodos adecuados. ¿Cómo puedes tener éxito en tu búsqueda? Ya sea para una situación de emergencia o para futuras intervenciones de electricidad.

Descubre nuestros 4 consejos para encontrar un buen electricista:

  1. Pide consejo a tus amigos y familiares: El boca a boca es la mejor manera de encontrar un electricista cualificado y fiable. Pregunta a tus amigos, familiares y compañeros de trabajo si han realizado algún trabajo eléctrico en sus casas recientemente y si han quedado satisfechos con el trabajo realizado por el electricista, pide sus datos de contacto.
  1. Compara varios presupuestos: Contacta con varios electricistas y pide diferentes presupuestos te ayudará a encontrar el mejor precio para tu intervención. Pero no sólo eso, los presupuestos también te permiten formar una primera opinión sobre la seriedad del profesional. En el presupuesto debe aparecer la siguiente información: el número de identificación de la empresa, la fechas de inicio y fin de la intervención, el desglose detallado de cada servicio, y el importe total a pagar al final de la obra, sin IVA y con IVA incluido.

Los precios demasiado bajos deberían alertarte sobre la calidad del trabajo realizado. Esto suele ser señal de un trabajo descuidado o de materiales de mala calidad.

  1. Comprueba las referencias: Ciertas referencias y sellos de calidad pueden ayudarte a identificar a profesionales cualificados y bien evaluados. Si tu electricista tiene una cualificación, seguro que estará destacada en su página web. En caso de duda, pregúntale directamente si tienen una o varias referencias que garanticen la calidad de su trabajo.
  1. Asegúrate de que el electricista cumple las normas: Los trabajos de instalación eléctrica están sujetos a una normativa para garantizar la seguridad de la red eléctrica de tu hogar y satisfacer tus necesidades diarias de confort en términos de consumo.

 ¿Cuándo hay que llamar a un electricista?

En general, todos los trabajos eléctricos deben ser realizados por un profesional. Sin embargo, la intervención de un electricista es esencial, o incluso obligatoria, para ciertas tareas como:

  • Instalación de la red eléctrica (cableado, contadores, reparación de enchufes, interruptores, disyuntores, cuadros de distribución, etc.)
  • Conexiones eléctricas.
  • Renovación, mantenimiento y revisiones eléctricas.

Estos son algunos ejemplos de trabajos que puede realizar un electricista:

  • Solución de problemas: Enchufes que dejan de funcionar (lavadora, lavavajillas, bombilla en el techo, etc.),
  • Emergencias: Un enchufe que echan chispas, una caldera, un calentador de agua o eléctrico que se estropea en invierno, etc.,
  • Instalación eléctrica, mantenimiento y reparación: Instalación de una alarma, conexión de aparatos eléctricos, instalación, puesta en marcha y mantenimiento de radiadores eléctricos, calderas eléctricas, ventilación, etc.

Para finalizar, es aconsejable obtener al menos 3 presupuestos antes de elegir una empresa o un técnico para la intervención eléctrica. Si los precios de un electricista son muy elevados, puede que esté cobrando por los desplazamientos o añadiendo trabajo extra al presupuesto.

Por el contrario, si el presupuesto está muy por debajo de la media, asegúrate de que el técnico está bien cualificado para realizar un trabajo de calidad.

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    18 − nueve =

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies