equipaje de mano

¿Vacaciones de dos semanas sólo con el equipaje de mano?

- 3 minutos de lectura

¿Vas a hacer un viaje de una semana y quieres meter la mitad de tu casa en tu maleta?

¡Bueno, para esto no tenemos una solución! Pero podemos ofrecerte algunos pequeños trucos sobre cómo hacer la maleta, organizarla de la mejor manera y hacer que quepa todo lo necesario sin exceder el peso permitido. Ya que hoy en día, las agencias de viaje nos ofrecen vuelos a precios muy reducidos si no tienes que facturar maletas, y solo viajas con equipaje de mano.

Comencemos de inmediato con instrucciones útiles para una maleta perfecta, una lista rápida para empezar bien.


Coloca todo sobre la cama

Aunque estés ansioso por guardar todo lo que ves esparcido por la casa, para asegurarte de que no olvidas nada, es mejor doblar toda la ropa y empezar a ponerla en la cama.


Elija la maleta más fuerte y más ligera

Ahora que tienes una idea de la cantidad de cosas que necesitas llevar, elige la maleta más pequeña que pueda contener todas las cosas. Si tiene más de una maleta, elije la más ligera; un kilo menos de maleta significa un kilo más de su equipo «esencial».


Empieza con una toalla y una bata de baño

Es hora de empezar a hacer la maleta. Así que, si su hotel o apartamento no te lo proporciona empieza poniendo una bata de baño y una toalla en el fondo de tu maleta, que formará una base suave para tu ropa. Sin embargo, no utilices los clásicos albornoces de rizo, que pesan mucho y ocupan la mitad de la maleta por sí solos. En su lugar, elija una toalla de microfibra, que es compacta, pero más que suficiente para realizar la función durante el viaje.


Pon los calcetines dentro de los zapatos

Poner los calcetines (enrollados sobre sí mismos) dentro de los zapatos no sólo ahorra espacio, sino que también mantiene la forma de los zapatos que de otra manera serían comprimidos por los objetos de la maleta.


Doblar y enrollar

Tu maleta está tomando forma. Pero ahora están empezando a surgir huecos.

Dobla las camisetas como de costumbre, pero luego dóblalas por el lado más largo y enróllalas. De esta manera puedes encajarlas en los espacios más estrechos sin arrugarlas.


Cinturones en camisas

Los cinturones pueden ser muy útiles para guardar las camisas. Enrolla los cinturones y mételos en el cuello de tu camisa. De esta manera el cuello no se aplastará y mantendrá su forma.


No utilices cajas ni botellas grandes

No tienes que dejar tus productos habituales en casa. Utiliza botellas más pequeñas, como las que se suelen encontrar en las habitaciones de hotel, y ahorrarás mucho espacio, pero sobre todo mucho peso.

Si no tienes nada a mano, o si quieres algo más fiable para el transporte, puedes usar los frascos especiales de viaje de 100 ml.

El mismo principio se aplica a las cajas de cartón, como las de los medicamentos; aquí no tanto por el peso sino por el volumen del espacio, siempre es mejor guardar sólo las pastillas y dejar las cajas en casa.

Otro pequeño consejo es reunir todos los brazaletes, pendientes o similares en un pequeño joyero de viaje.


Sellar las botellas con cinta y bolsas

Si tiene líquidos en la maleta y viaja en avión, ten en cuenta que cualquier recipiente que decidas utilizar se pondrá a prueba durante el viaje y el contenido puede derramarse. Para evitarlo, cierra las tapas de las botellas y los contenedores con cinta adhesiva y utiliza una bolsa de plástico, como la del congelador, para cerrar todos los productos líquidos.


Leer con un lector de libros electrónicos

Mientras que los libros de papel tienen su atractivo, pesan especialmente en la báscula de facturación. Cuando viajas, puedes ahorrar peso y espacio usando un lector de libros electrónicos para descargar tus libros favoritos.

Entre los disponibles en el mercado, recomendamos por su fiabilidad, calidad y durabilidad el Kindle de Amazon (o para los más «aventureros» el Kindle Paperwhite resistente al agua). Y ya que estamos en ello, para los lectores más infatigables, puedes incluso inscribirte en Kindle Unlimited, que te ofrece más de un millón de títulos para leer en cualquier dispositivo, para que te olvides del peso de los últimos best-sellers.


Utiliza una báscula para equipaje

Está bien al salir, pero al volver, tal vez con algunos recuerdos extra, tal vez quieras pesar tu maleta. Utiliza una bascula de maletas portátil para llevar en todos tus viajes. Es barata y puede ahorrarte mucho dinero en recargas por sobrepeso cuando llegues al mostrador de facturación.


Usa una pequeña mochila

Si tu maleta está a punto de reventar, lleva una pequeña mochila (con muchos bolsillos, si es posible). Además de ser útil durante las vacaciones, puede ser útil si te encuentras con algunos kilos de más en el último minuto. De hecho, muchas aerolíneas le permiten llevar una mochila o un bolso en la cabina (además de tu equipaje de mano) donde puedes guardar, por ejemplo, tu PC, tu cámara o, por supuesto, simples objetos personales, siempre que se pueda colocar debajo del asiento que tienes delante.


Viaja ligero: lleva sólo los accesorios esenciales

Nuestro último consejo general es ser muy selectivos al hacer nuestro equipaje, y sólo llevar aquello de lo que no puedas prescindir.

¡Ahora tu maleta está lista! Recuerda revisar tu lista de control por última vez para asegurarte de que todo está ahí, y estás listo para irte.

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    7 + dieciocho =

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies