cerramientos metalicos

Cómo elegir e instalar la valla adecuada para el hogar

- 2 minutos de lectura

La elección e instalación de un sistema de vallas adecuado para cualquier vivienda es esencial para proteger la propiedad de la mejor manera posible y, sobre todo, para la seguridad de tu familia.

Hay muchos factores a considerar cuando se elige una malla metálica que sea efectiva y duradera. Por eso hemos decidido crear esta guía, que está llena de ideas y consejos para ayudarte a hacer la mejor elección.

Piensa en las características de la malla

Primero, es una buena idea considerar las necesidades personales junto con otras necesidades, como la ubicación. Los requisitos más naturales y comunes son la necesidad de proteger la vivienda y, conciliando esto con la seguridad y las propiedades estéticas. Naturalmente, la estética y la seguridad no siguen las mismas reglas, sino que están influenciadas por otras cuestiones, por ejemplo:

  • Para una vivienda aislada, lejos del centro de la ciudad, puede ser esencial un sistema de cerramientos seguro.
  • Para una vivienda en zonas urbanas, es posible evaluar los factores estéticos con mayor libertad y optar por un sistema de vallas diseñado teniendo en cuenta las soluciones de seguridad estándar.

En cuanto a los factores estéticos, siempre es bueno hacer una elección mientras se intenta alinear con los gustos personales:

  • El estilo y la historia de la vivienda
  • El estilo de los edificios vecinos y los terrenos o propiedades
  • Los materiales típicos de la zona
  • Las tradiciones arquitectónicas locales

Pensar y elegir los materiales y el tipo de malla

Una vez que se haya centrado en las necesidades personales, puedes pasar a evaluar los diferentes tipos de esgrima y materiales relacionados. A continuación, encontrarás cerramientos, mallas y vallas más difundidas y populares y para cada una de las características, ventajas e inconvenientes.

Cercas de madera

Requieren un mantenimiento frecuente, son estéticamente agradables y de bajo coste, pero normalmente no son muy eficaces en términos de seguridad.

Mallas metálicas

Requieren muy poco mantenimiento y son típicamente muy duraderos. Tienen una buena relación calidad-precio. Ofrecen excelentes características anti-intrusión y pueden ofrecer soluciones interesantes desde una perspectiva estética.

Aquí hablaremos con más detalle de nuestra especialidad: las mallas metálicas. A primera vista, la malla metálica en el mercado puede ser muy similar. En realidad, las diferencias son reales y tangibles, ya que la calidad de las materias primas utilizadas y los diversos métodos de producción determinan la integridad, seguridad y durabilidad del producto final.

En general, las mallas metálicas de calidad:

  • Tienen un alto grado de resistencia a los agentes atmosféricos
  • Requieren poco mantenimiento
  • Ofrecen un buen grado de seguridad y, cuando es necesario, soluciones específicas anti-intrusión
  • Están disponibles en varios colores y formas, para satisfacer requisitos estéticos y de estilo específicos
  • Se adaptan fácilmente a los diferentes tipos de terreno

Por supuesto, existen diferentes tipos de mallas metálicas diseñadas y construidas para satisfacer otras necesidades y usos. Concretamente, para las vallas de casa, recomendamos que se instalen paneles como «muros», para garantizar la seguridad y la protección.

Para completar el proyecto y cuidar el aspecto estético, sugerimos introducir arbustos de hoja perenne, como el árbol de la bahía. Esto hará que el sistema de la valla esté en completa armonía con el entorno, protegiéndolo de las miradas indiscretas.

El diseño y la instalación de la valla

La fase de diseño es esencial para el éxito del sistema de los cerramientos o mallas metálicas. Los factores a tener en cuenta en esta fase son numerosos, y hemos enumerado los más importantes a continuación:

  • La extensión y las características de la zona que se va a vallar
  • Consideración de las zonas vecinas
  • Plantas y árboles cercanos a los límites de la propiedad
  • Sistemas de tuberías y conexiones relacionadas con los servicios de la propiedad como la electricidad, gas, agua, desechos
  • La posición y tamaño de las entradas a la propiedad

Tras evaluar estos factores lo mejor posible, puede proceder a definir el perímetro de la valla, los materiales necesarios y las cantidades requeridas. Una vez completada la fase de diseño, se aconseja elegir el método de instalación más apropiado y luego proceder a la instalación propiamente dicha.

Aquí enumeramos los pasos fundamentales, en resumen, que deben seguirse:

  • Instala el poste empezando por los de cada extremo y luego continúe con los intermedios.
  • Instala los cables de tensión.
  • Instalar la malla metálica, empezando por el primer poste del extremo hasta el último, teniendo cuidado de mantenerla tensa y fijándola a los postes intermedios y a los alambres de tensión.

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    5 − cinco =

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies