pulido de suelos

¿Cómo conseguir un suelo brillante? Pulido de suelos

- 4 minutos de lectura

Pulido de suelos para un suelo brillante

Tener un suelo brillante y pulido es el sueño de todo propietario, pero no siempre es fácil de conseguirlo.

Tener un suelo brillante y como nuevo es el sueño de toda ama de casa, pero esto no siempre es fácil de conseguir y la simple limpieza diaria no suele ser suficiente. En estos casos tenemos que recurrir a algunos tratamientos especiales, especialmente diseñados para devolver a la superficie su brillo original.


Pulido

El pulido de suelos es uno de los tratamientos más comunes y eficaces para dar nueva vida a un suelo que está un poco apagado y desgastado. Puede hacerlo una empresa de limpieza especializada o utilizar un producto de pulido especial de entre los disponibles en el mercado.

Si el suelo está realmente muy viejo y estropeado, la mejor solución es contar con los servicios de una empresa especializada que utilice maquinaria profesional especial.


¿Por qué elegir el pulido?

El pulido puede realizarse en una gran variedad de superficies de madera y mármol. En el caso de los suelos de piedra natural, suele ser una opción casi obligatoria.

El mármol y el granito requieren un tratamiento específico de vez en cuando para recuperar su esplendor original. El pulido también proporciona al suelo una película protectora que garantiza su durabilidad.


Pulido casero

El procedimiento sería en primer lugar, eliminar la suciedad superficial con un cepillo, lavar el suelo a fondo con agua destilada y un poco de detergente neutro. Por último, aclarar bien la superficie y secarla bien con un paño. Se deben eliminar las pequeñas incrustaciones o manchas con productos específicos antimanchas. Después de unas horas, cuando el suelo esté seco, procede a pulirlo utilizando un producto específico para el tipo de superficie y un paño adecuado.


Lijado

Para tener un resultado aún más duradero y profundo podemos recurrir al lijado del suelo, en este caso se trata de la eliminación real de algunos milímetros de superficie para nivelarla y sacar a la luz una nueva capa de material. Si se hace correctamente, el lijado dará a nuestro suelo de madera o piedra un aspecto completamente nuevo. El lijado debe ser realizado por personal especializado con una lijadora especial equipada con discos abrasivos específicos para ese tipo de suelo.


Cómo limpiar el gres porcelánico: el gres porcelánico mate y el de efecto madera

Suelo de gres porcelánico: versátil, distintivo e hidrófugo. Con efecto madera o brillante, ¿sabes cómo mantenerlo correctamente? Descubre cómo limpiar el gres porcelánico.

El gres porcelánico es uno de los materiales preferidos para el acabado de los suelos de muchas viviendas modernas. Cada vez es más popular, sustituyendo a menudo al parqué y a la piedra, precisamente por su extrema versatilidad.

Gracias a las tecnologías digitales -y a los esmaltes especiales- ahora es posible darle cualquier aspecto, textura y color. Hay infinidad de tipos en el mercado: efecto piedra natural, terracota y parqué, uno de los más populares.

Además, el precio es mucho más bajo que el de las superficies clásicas utilizadas en el pasado, es fácil de colocar y sencillo de limpiar. Pero, ¿sabes exactamente cómo limpiar el gres porcelánico en sus distintas formas?


Limpieza del gres porcelánico

En primer lugar, hay que distinguir entre dos grandes categorías de gres porcelánico: el gres con superficie rugosa y con superficie lisa. El primero es gres natural, estructurado y mate,  el segundo es pulido.

¿Cómo limpiar el gres porcelánico mate y rugoso?

Si tiene que limpiar un gres con una superficie rugosa y por lo tanto naturalmente opaca-elimine todo el exceso de polvo. Su defecto es el de retener el polvo en los intersticios creados por la textura rugosa. La suciedad de las pisadas queda atrapada especialmente en las vetas de la versión mate y texturizada. Después de eliminar todo el exceso de polvo, se recomienda tratarla con un detergente específico.

Es cierto que es un material muy resistente, pero requiere un delicado cuidado para mantener su belleza a largo plazo.

¿Cómo limpiar el gres porcelánico liso?

Para quitar el polvo de este tipo de gres se puede utilizar un paño suave de microfibra. Eliminará todo el exceso de polvo que pise y no rayará su suelo. En este punto puedes coger un cubo con agua tibia y añadir tu limpiador específico para superficies finas. No utilice nunca cera pura -u otros productos aceitosos- sobre el gres porcelánico pulido, porque se quedarían en la superficie creando una pátina resbaladiza e incluso peligrosa.

Elija siempre un producto que se evapore rápidamente sin necesidad de aclararlo. Es un material resistente, pero hay que evitar las manchas de humedad.


Consejos de mantenimiento del suelo porcelánico

Si tu suelo está apagado, lleno de halos y manchas que saltan a contraluz, aquí tienes cómo limpiar el gres porcelánico mate. Además del mantenimiento rutinario, que siempre pasa por eliminar primero el polvo, si la superficie parece menos brillante de lo habitual, necesitará una limpieza extraordinaria.

Evite el uso de rodillos abrasivos, que arruinarían la capa superficial y abrirían microporos en los que se escondería la suciedad más persistente.

Si acaba de renovar su casa, haga que su suelo sea impermeabilizado inmediatamente después de la instalación.

En cambio, para recuperar su brillo original, sigue estos sencillos consejos. Antes de cualquier otro tratamiento, pon un poco de agua caliente y un poco de amoníaco en un cubo, o utiliza un detergente que tenga un pequeño porcentaje de amoníaco. Como sabes, el amoníaco es un excelente desengrasante.

En el caso de los suelos lisos, utilice un paño de microfibra para limpiar el exceso de agua después de pasar la fregona. Sólo así se evita la formación de marcas por la humedad. Recuerda que las manchas en el gres se desprenden más fácilmente cuando aún están frescas, así que no pospongas una limpieza más a fondo.

Uno de los suelos más populares del momento es el gres porcelánico con efecto madera, así que vamos a ver cómo limpiarlo correctamente.

Para todos los suelos de gres porcelánico es imprescindible, además de la limpieza ordinaria que se hace cada semana, limpiarlos durante la instalación y al final de la obra.

El primero lo realizará sin duda el profesional que realice la instalación. Las juntas se rellenan con una lechada específica. Por lo tanto, es de suma importancia eliminar el exceso de lechada del suelo antes de que se seque. Mientras esté blanda, el profesional que hayas contratado cogerá una esponja empapada en agua y limpiará las juntas con movimientos ligeros pero precisos. Asegúrese de que esta limpieza se realiza correctamente, ya que de lo contrario -especialmente en el caso del gres con efecto madera- la superficie rugosa retendrá la lechada y será imposible eliminarla.

Por otro lado, la limpieza de suelos al final de obra significa el lavado con ácido, que se utilizará para eliminar permanentemente todos los residuos de la obra, como la cola, la pintura y el polvo. El profesional barrerá el suelo para eliminar el polvo acumulado tras los trabajos en la casa. A continuación, utilizará un detergente ácido específico diluido en agua, pasándolo por toda la superficie con una fregona o un paño. En este momento el detergente debe actuar durante unos minutos, para facilitar la fase de descalcificación.

Utiliza una esponja abrasiva para eliminar todas las manchas más difíciles hasta eliminarlas por completo. Por último, aclara todo con abundante agua, utilizando un paño para recoger todos los restos de suciedad. Comprueba siempre que todo está bien hecho: si la instalación y la limpieza posterior se realiza correctamente, mantener tu suelo de gres porcelánico efecto madera en orden cada día será un juego de niños.


Limpieza ordinaria: cómo limpiar el gres porcelánico efecto madera

El gres porcelánico efecto madera es, sin duda, uno de los tipos de gres porcelánico más resistentes del mercado, que requiere un mantenimiento poco extraordinario.

Para empezar, barre el suelo, utilizando también un paño para llegar a las partes más ásperas. A continuación, utiliza un detergente específico para superficies delicadas, diluyéndolo en agua tibia. También en este caso, evita absolutamente los productos grasos para no dañarlo. Si quieres darle brillo, puedes utilizar una lijadora -con rodillos específicos- pero no exageres porque después de demasiados tratamientos podrías comprometer la integridad de la superficie de tu suelo.

Elije siempre productos específicos y delicados para el cuidado de su gres porcelánico.

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    19 + veinte =

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies