activos heredados

Consejos para administrar tu herencia

- 2 minutos de lectura

Herencias e inversiones financieras: consejos útiles para la gestión de los activos familiares que acaban de «cambiar de manos«.

La aceptación de una herencia es un paso fundamental y delicado en la vida de cada una de las personas que la reciben. Por un lado, perdemos a un ser querido y, por otro, nos encontramos con un patrimonio que debemos gestionar y que antes no controlábamos. Desde JEYPA, empresa gestoría en Getafe ofrecemos algunos consejos que puedes aplicar para gestionar mejor un evento tan delicado como lo son las herencias.


No tengas prisa

Uno de los mayores enemigos de todo inversor es la interferencia emocional en las decisiones de inversión. Si a esto le añadimos la conmoción de un duelo, comprenderemos cómo la transferencia intergeneracional de la riqueza requiere una claridad mental de la que se carece en ese momento.

Incluso si has heredado de un pariente más lejano, encontrarse con un patrimonio inesperado puedes crear algunos problemas. Lo mejor es esperar al menos 6 meses antes de tomar cualquier decisión de inversión, para que tu mente pueda ver las cosas con más claridad.

Si temes que pueda ocurrir algo desagradable durante este periodo, te equivocas. Los activos heredados por las viudas han logrado rendimientos superiores a la media simplemente porque no se tocaron durante varios años después de la muerte de su cónyuge.


Observa el cuadro completo

No consideres la gestión de la herencia como algo independiente de tu patrimonio. A partir de este momento, «todo son tus cosas«, y no hay diferencia entre «tu» capital y lo que has entrado en posesión. Si ya tienes un plan de inversión, síguelo y adáptalo a tu nueva situación.

Si no has seguido un plan hasta la fecha, obtén el tiempo de hacerlo y anota cuáles serán las pautas bajo las que gestionarás el capital que recibas.


Revisa lo que has recibido

Por lo general, nunca heredarás una suma neta. Lo más probable es que u se haga con un «paquete» de productos financieros, tal vez fondos de inversión, pólizas de seguro de vida, acciones o bonos. Trata de entender por qué tu benefactor en vida compró estas inversiones. Si tienes los conocimientos necesarios, analiza los productos que componen los activos, especialmente desde el punto de vista de los costes.

En cualquier caso, resiste las tentaciones y los consejos de un asesor financiero que seguramente se pondrá en contacto contigo. Uno de los mayores temores de los asesores de tipo bancario es perder a sus clientes cuando los activos cambian de manos, por lo que tratarán de captar mediante productos financieros con comisiones de salida u otras formas de penalización para poder retenerte durante periodos de tiempo bastante largos.


Si no has heredado, ve a lo seguro

consejos para administrar activos heredados

Hay muchos hombres y mujeres de cuarenta años (o menos) cuyos padres tienen un patrimonio importante. Si te reconoces entre ellos habla con tus familiares y empieza a tratar el «problema» con ellos. ¿Cómo?

En primer lugar, calcular juntos qué parte del capital necesitarán realmente los padres y qué parte tienen previsto legar a sus hijos (o nietos). Si el patrimonio familiar va a cambiar de manos, puede que no tenga sentido mantenerlo totalmente invertido en bonos por miedo a las fluctuaciones a corto plazo. Imagínate, por ejemplo, un abuelo que deja dinero a su nieto de 4 años. Ese dinero no se tocará durante al menos 15 o 16 años y eso afecta en gran medida a las opciones de inversión que se pueden hacer.

En segundo lugar, empieza a entender cómo funciona el mundo de las finanzas. Te aseguro que aprender a invertir es más fácil de lo que crees y la educación en finanzas es una de las mejores inversiones que puedes hacer para tu futuro.

Si empiezas hoy a entender cómo moverte en el mundo de las inversiones, cuando tengas en tus manos el fruto de los sacrificios de las generaciones que te han precedido, evitarás dilapidar tu patrimonio tomando decisiones de inversión equivocadas, o sugeridas por quienes tienen interés en transformar tu patrimonio en el suyo a base de comisiones y costes absurdos.


Cómo gestionar una herencia

Recuerda que tomar las decisiones equivocadas puede que una herencia pueda convertirse en la causa de muchos arrepentimientos.

Mejorar la esperanza de vida y de la diligencia de las últimas generaciones, supone sin duda un gran alivio para muchas personas agobiadas por las deudas.

Para empezar, puede ser tentador gastar parte de la ganancia inesperada ahora -prematuramente- y preocuparse de los detalles más tarde.

«Hay que ver las condiciones reales de la herencia antes de hacer planes o tomar medidas«

Las personas tienen expectativas, pero pueden que no reciban tanto como esperaban.

Es importante recordar que un heredero, hereda todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona fallecida. Un heredero es una persona que hereda un título en general.

 

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    10 − uno =

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies