cajas fuertes

La utilidad de tener una caja fuerte en casa

- 5 minutos de lectura

Su casa es un lugar donde nunca querría que entraran ladrones con la intención de llevarse sus bienes y objetos de valor. Por este motivo, la instalación de una caja fuerte en el hogar es una práctica cada vez más extendida, y el mercado también sabe ofrecer diferentes productos más o menos seguros, capaces de cumplir los requisitos básicos dictados por la normativa vigente (UNI 10868 – ENI 14445).

Las cajas fuertes no son todas iguales en cuanto a sus características, pero deben cumplir los parámetros de certificación establecidos por la normativa sobre la materia.

Antes de proceder a la compra, es conveniente evaluar algunas de las características que debe tener la caja fuerte, en función de su tipo y utilidad.


¿Por qué es útil tener una caja fuerte en casa?

Cada familia tiene objetos de gran valor, ya sean joyas, pinturas, relojes o incluso algunas tarjetas de memoria o discos duros con datos importantes almacenados. Puede ocurrir que tenga que guardar una importante suma de dinero en metálico durante unos días. Por ello, una caja fuerte se convierte en un elemento útil e importante para salvaguardar los bienes de una familia y de uno mismo.

Es bueno recordar que el concepto de valor precioso no está estrictamente relacionado con algo materialmente cuantificable, sino que también puede referirse a los afectos familiares, como algo dejado por un pariente querido o simplemente un álbum de fotos de recuerdo.

Cuantas menos personas sepan de la presencia de la caja fuerte, mejor, y ciertamente no puede prevenir un robo por sí mismo. Lo ideal sería combinar la caja fuerte, que es un sistema de seguridad definido como pasivo, también un sistema de alarma para tratar de evitar el robo desde el principio, evitando que los ladrones entren en la casa.


Tipos de cajas fuertes para el hogar

Como hemos comentado anteriormente, una caja fuerte es diferente de otra y los diversos modelos difieren en su construcción e instalación, así como en el sistema de cierre.

Por ejemplo, observamos diferencias entre las cajas fuertes según su colocación:

  • Caja fuerte para empotrar en la pared: la instalación de este tipo es la más segura porque el elemento se empotra directamente en la pared, anclándolo a la estructura de hormigón de la pared o a las barras de refuerzo apropiadas. La puerta está blindada mientras que el interior es simplemente de metal, ya que la protección está hecha por el cemento.
  • Caja fuerte externa: es la que se encuentra típicamente en las habitaciones de hotel, en el interior de los muebles o armarios, o fijándola a la pared en la parte posterior mediante tacos o soportes. Utiliza un blindaje completo y es ciertamente más fácil de desarmar también porque es visible.

El sistema de cierre también puede distinguir la caja fuerte y establecer una clasificación del tipo.

  • Combinación segura: es un sistema de cierre seguro porque se regula electrónicamente según un código secreto creado por el usuario, que puede cambiarse tantas veces como se desee siguiendo un procedimiento muy preciso. No debe olvidarse en casa para evitar dar a los ladrones una posible llave de acceso. Concretamente, este tipo de cerradura puede tener dos sistemas diferentes: el primero es el clásico sistema de 3 perillas, que es menos seguro y más probable que se viole debido a una mayor probabilidad de encontrar la combinación, mientras que el segundo se define como discos coaxiales, que son mucho más complejos y difíciles de violar, ya que hay más de 100 mil combinaciones diferentes disponibles.
  • Caja fuerte con cerradura de llave: en este caso no hay que memorizar nada, pero es útil recordar dónde está escondida la llave. Las cerraduras suelen ser muy seguras, pero al ser en la mayoría de los casos operadas mecánicamente, existe el riesgo de que el perfil de la llave se desgaste con el tiempo, por lo que hay que tener especial cuidado.

¿Cuáles son las principales características de una caja fuerte doméstica?

Como en todas las cosas, la calidad marca la diferencia y cuando se trata de la seguridad es importante no dejar nada fuera, especialmente si se trata de algo que le preocupa particularmente.

La forma más segura es elegir una caja fuerte de pared, que utiliza:

  • Una puerta frontal hecha de acero de alta resistencia, sin costuras;
  • Abriendo las bisagras colocadas internamente para prevenir el desgarro y la intromisión;
  • Un espacio reducido entre la puerta y el marco de la estructura para evitar la posibilidad de insertar objetos con los que curiosear (por ejemplo la clásica palanca).

La legislación impone ciertas características para que las cajas fuertes puedan cumplir los criterios de seguridad establecidos, en primer lugar, la resistencia al fuego. La disciplina está regulada por la norma ENI 14445, que establece los distintos niveles de seguridad, clasificándolos a partir del S1.

Una caja fuerte certificada que cumpla con esta norma debe demostrar seguridad pasiva mediante la resistencia a los ataques y a los robos con herramientas e implementos, y seguridad activa mediante la capacidad de resistir a forzar la cerradura con llaves o dispositivos electrónicos diseñados para interceptar la combinación.


La posición de instalación ideal para nuestra caja fuerte

En realidad, no hay un lugar ideal para instalar una caja fuerte en su casa. Depende del hogar, el espacio disponible, el tipo de caja fuerte y la frecuencia de uso.

En general, se aplica el principio de que cuanto más difícil sea la operación de robo, más «trabajo» se realiza en altura. En la práctica, siempre es mejor instalar la caja fuerte en una posición bastante alta para no dar una posición cómoda al criminal que intenta forzar la puerta. A grandes alturas es prácticamente imposible utilizar una palanca para hacer palanca y cualquier otra herramienta que requiera apoyo, pero incluso el simple taladro, en la altura, no es fácil de gobernar. Si quiere dar una indicación racional, la altura ideal para colocar la caja fuerte es a la altura de la cara o ligeramente por encima.

Otro buen consejo es colocar la caja fuerte en un lugar estrecho, de modo que haya poca libertad de movimiento para aquellos que quieran intentar entrar: en pasillos estrechos, cerca de las esquinas, cerca de muebles pesados como armarios, cerca de los escalones. También es útil pensar en un posicionamiento imaginativo, ocultando la caja fuerte detrás o dentro de objetos y mobiliario.

También es mejor colocar la caja fuerte en una habitación poco frecuentada, por si necesitas abrirla cuando hay gente en la casa (por ejemplo, huéspedes o trabajadores).

Un interesante inconveniente para el ladrón es tener una doble caja fuerte, aumentando así la seguridad: en caso de que un ladrón encuentre una de ellas sólo tendrá la posibilidad de tomar posesión de parte del botín, o, en caso de que esté bajo amenaza armada, podrá abrir la caja fuerte que contiene menos valor. Algunas personas ponen todo en una, dejando la otra vacía, para poder abrir la segunda caja fuerte si se ven amenazadas.

También hay cajas fuertes muy pequeñas que sólo se pueden utilizar para guardar dinero o pequeñas joyas, y que se pueden ocultar perfectamente detrás de azulejos o enchufes, lo que proporciona un anonimato completo y hace que el almacenamiento sea más seguro.

Un principio general, independientemente del tipo de caja fuerte, es confiar en una pared muy gruesa, de al menos 20-30 cm, especialmente para las cajas fuertes que requieren instalación en la pared. Además, se recomienda encarecidamente que la pared esté libre de tuberías y cables eléctricos, lo que no sólo debilitaría la estructura, sino que, en caso de intervención técnica de un electricista, por ejemplo, la caja fuerte permanecerá segura en una posición no visible para un trabajador ajeno a la familia.


¿Cómo funciona una caja fuerte?

Para entender el funcionamiento de una caja fuerte para ser instalada en la casa es bueno pensar en cómo la cerradura de una puerta de seguridad. Aunque esta última es mucho más compleja, la caja fuerte tiene una lógica más simple, pero igualmente efectiva.

El marco está diseñado de tal manera que puede alojar los pernos que se deslizan horizontalmente dentro de ellos, evitando que la puerta se abra. Se desbloquean cuando se retiran con la llave o por medio de la liberación electrónica una vez que se establece la combinación.

Las cajas fuertes más avanzadas también tienen rostros que se mueven verticalmente (similares a las cerraduras de las puertas blindadas), lo que puede dar mayor seguridad y proporcionar una parada adicional a la apertura. Si las cerraduras mecánicas son intuitivas, las de liberación electrónica requieren el consentimiento para abrirlas: se utiliza un teclado numérico para componer el código secreto (normalmente compuesto por 4 o 5 dígitos) y luego hay que pulsar una tecla que hace avanzar eléctricamente los cerrojos, bloqueando el mecanismo y la caja fuerte.


Conclusión

Las cajas fuertes domésticas más seguras son sin duda las que requieren una instalación en la pared, tallando directamente en la pared un compartimiento especial donde insertarlas.

En este caso se tiene una estructura única con la pared, capaz de ofrecer mayores garantías que otros tipos de productos, siempre que la pared sea sólida, de hormigón armado y no delgada o de cartón-yeso. También hay cajas fuertes en el mercado que utilizan soportes para ser ancladas a soportes metálicos insertados en la pared, para una solución aún más segura y estable.

Estas soluciones requieren mucho tiempo y esfuerzo para desentrañarlas, una operación que es prácticamente imposible con herramientas normales.

Un factor clave para la seguridad de una caja fuerte es su ubicación: es mejor preferir lugares que no sean muy fáciles de alcanzar para que, en caso de que los intrusos entren en la casa y se pongan a trabajar para forzar la caja fuerte, la operación se haga lo más difícil e incómoda posible.

Colocar la caja fuerte abajo o a la altura de los ojos es ciertamente una forma de facilitar el trabajo de los delincuentes, mientras que tenerla en lugares estrechos o altos requiere un esfuerzo adicional para poder actuar. El objetivo es hacerle la vida difícil al ladrón.

Es aconsejable elegir un lugar inusual para la instalación, que debe ser realizada en la casa ya construida, por una persona de confianza. Cuanta menos gente haya en la casa, mejor. Durante la construcción o la renovación hay trabajadores que pueden ser mirones.

Una caja fuerte, incluso la más segura, pierde su característica principal si se instala incorrectamente y en una posición imprudente.

Estas medidas son suficientes para aumentar el nivel de seguridad en el hogar.

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies