¿Por qué, cuándo y cómo talar un árbol?

¿Por qué y cuándo talar un árbol?

- 3 minutos de lectura

Tala de árboles

Siempre es lamentable tener que realiza la tala de árboles, independientemente de su tamaño o edad, sobre todo si goza de buena salud. Sin embargo, a veces es una cuestión de necesidad o de seguridad, por lo que es necesario elegir.

A continuación, hablaremos de cómo hacerlo en las mejores condiciones posibles:

¿Por qué talar un árbol?

Puede haber muchas razones para sacrificar un árbol, e incluso si en algunos casos resultan ser injustificadas y a menudo son por buenas razones como son:

Por seguridad

En muchos casos, plantar un árbol se hace por capricho. Nos parece atractivo en un vivero o por que un familiar nos habla de él, pero a menudo nos olvidamos de tener en cuenta su tamaño cuando llega a la edad adulta. Este es un punto esencial, dado que los jardines son cada vez más pequeños.

Plantado muy cerca de las casas, puede ser peligroso en caso de tormenta, aunque el árbol nunca se ha tambaleado. Un día puede estropearse por una fuerte ráfaga de viento, lo que hace que puede provocar el inicio de un desarraigo o que se rompa una rama principal, haciéndolo inestable.

¿Por qué talar un árbol?

Competencia inesperada

Los árboles que se plantan demasiado juntos y con demasiado vigor pueden obstaculizar el desarrollo de los demás. Elige los que quieras conservar seleccionando los más problemáticos, no sólo en cuanto a su impacto sobre los demás, sino también en cuanto a su salud general. Esto reducirá la competencia y permitirá que los árboles retenidos crezcan mucho más libremente.

Regresiones

En este caso, el problema proviene de una degradación involuntaria del árbol que conduce a su debilitamiento. El árbol se convierte en un verdadero peligro para las personas u otros sujetos del jardín.

Esto puede ocurrir por dos factores:

Enfermedades, hongos o parásitos

Se pueden controlar según sus características, el estado de infestación y su peligrosidad. Por ejemplo, el hecho de que una enfermedad afecte a uno de tus árboles no significa necesariamente que haya que talarlo. En la mayoría de los casos, es muy posible tratarlo, especialmente si el problema se identifica a tiempo.

Es un poco más peligroso en el caso de los hongos, ya que parasitan el interior del árbol extendiendo su micelio por todo el lugar. La tala debe considerarse porque, aunque el árbol pueda sobrevivir unos años más, servirá de caldo de cultivo para los hongos, que puede extenderse no sólo en tu jardín sino también en los alrededores.


El envejecimiento natural del árbol

Al igual que nosotros, los árboles no son eternos, y la edad significa que pueden tener más madera muerta y secarse gradualmente de arriba abajo.

A veces, el corazón también puede dañarse sin que el árbol esté enfermo. Si el árbol se desestabiliza demasiado y vuelve a ser peligroso, puede ser necesario talarlo.

Sin embargo, si el árbol está sano y no es peligroso, es mejor dejarlo morir de forma natural. Algunos árboles muy antiguos se han conservado como parte del patrimonio local, así que no caigas en la tentación de talarlo sólo porque son viejos.


Por daño

El sistema de raíces también puede ser un problema cuando el árbol empieza a crecer. No es visible porque el problema está bajo tierra, pero las raíces pueden causar fácilmente daños en los cimientos, las aceras, los desagües o incluso las tuberías.

Las dimensiones, después de unos años, pueden superar rápidamente varios metros. Pero esta no es la única preocupación, estas proporciones aumentan de año en año, al igual que la sombra en el suelo, que no es necesariamente deseada en primer lugar.


¿Cuándo talar árboles?

¿Cuándo talar árboles?

Es importante diferenciar entre poda y tala de árboles ya que las estaciones no son las mismas. El momento ideal para considerar la tala es durante el invierno. De hecho, es en esta temporada cuando los riesgos son menores.

La mayoría de los árboles afectados serán de hoja caduca, es decir, no tendrán hojas en sus ramas durante la estación fría. Esta característica facilita la tala, ya que el árbol tiene mucha menos resistencia al viento y la visibilidad para cortar las ramas, si el árbol no se tala de una sola vez, es mucho mejor. Además, la cantidad de savia en la madera es menor que en verano porque el árbol está en estado de reposo.

Menos savia significa menos agua y, por tanto, menos peso. El árbol será más ligero, lo que facilitará el transporte de la madera y su secado. La única desventaja de la tala invernal para ciertas especies con madera frágil (fresno, abedul, cerezo) es que la tarea puede ser más peligrosa porque la madera, desprovista de savia, será mucho menos flexible y, por tanto, más imprevisible al cortarla.

En el caso de los árboles de hoja perenne, como las coníferas, no hay que preocuparse por la época del año, ya que tienen savia todo el año. Hazlo cuando quieras, asegurándote de que el tiempo es seco y el viento es lo más suave posible para proceder en las condiciones más seguras.

Danos tu opinión. Valora este artículo 😉

Revista Digital FOROPINON ESPAÑA
Te enseña las últimas tendencias de moda, hogar, tecnología, moda masculina y femenina, zapatillas, series, películas, Netflix, iPhone, Amazon, entrenamientos y negocios. Además toda la Actualidad Empresarial. Disfruta de nuestra última edición digital.

© Foropinion Corporación de Medios de Comunicación.
- Edición española 🇪🇸 de Foropinion International -

    Tu opinion importa

    Tu correo electrónico no sera publicado.*

    cinco × 1 =

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies